Cómo Tratar Las Erupciones Y Los Pelos Enquistados - La Guía Completa

Mientras que muchos hombres sufren de irritación en la piel tras el afeitado, algunos también pueden desarrollar un tipo crónico de erupción, conocido como pseudofolliculitis barbae o PFB. Este problema tiene como consecuencia la aparición de erupciones tras el afeitado que pueden ser dolorosas. Para tratarlas, Gillette® dispone de los consejos que necesitas para ayudar a minimizar la irritación y conseguir un afeitado cómodo.

Si necesitas consejos sobre cómo tratar la irritación del afeitado que no sea PFB, lee nuestro artículo relativo a la irritación provocada por la maquinilla.

Erupciones: todo lo que necesitas saber

Las erupciones y el vello enquistado nacen de una tendencia genética al vello extremadamente rizado. La forma irregular del tallo del vello rizado y los rizos en sí mismos hacen que el vello tenga tendencia a volver a la superficie de la piel cuando crece después de haber sido cortado. Este factor genético hace que el vello enquistado y las erupciones sean muy comunes entre los hombres de ascendencia africana e indoeuropea. Es importante saber que no todas las erupciones son PFB, por lo que si crees que sufres este problema, el primer paso debería ser consultar con tu dermatólogo para que te ofrezca un diagnóstico y trate los síntomas del vello enquistado.

Además de los factores genéticos, hay algunas cosas que pueden suceder durante el afeitado que pueden aumentar las posibilidades de comenzar a tener erupciones. Cuando el tallo del vello está seco, es más difícil cortarlo con la maquinilla, por lo que se producen tirones. Además de ser desagradable, puede hacer que el vello se corte en un ángulo que facilite que vuelva a penetrar en la piel mientras crece y aumentar el riesgo de sufrir erupciones.

Cabello normal Vs Razor Bump causado por re-curl Vs Razor Bump causado por cabello atrapado debajo de la piel

Consejos para minimizar las erupciones mientras te afeitas:

1

Limpieza:

Prepara tu piel para el éxito

Antes de afeitarte, limpia tu piel con un gel exfoliante delicado y agua tibia, o usa un cepillo de afeitado. Este paso es crucial para eliminar la suciedad de la superficie de la piel y sacar el vello atrapado, y permitir así que la maquinilla tenga el contacto adecuado con la piel y el vello.
2

Hidratación:

Suaviza para reducir los tirones.

Hidrata tu cara y usa un gel de afeitado para mantener el agua en el vello. Gracias al agua, el vello se expande y se suaviza, haciendo más fácil el corte de la hoja.
3

Afeitado:

Deja que la maquinilla haga todo el trabajo.

Afeita con pasadas suaves y deja que la maquinilla se ocupe de la parte más dura. Aféitate con frecuencia para evitar que el vello crezca demasiado como para volver a introducirse en la superficie de la piel. El uso de una maquinilla con varias hojas de la mejor calidad te ayudará a minimizar las erupciones después de afeitado.
4

Mantenimiento:

Devuelve la hidratación.

El afeitado puede eliminar algo más que el vello: la hidratación puede desaparecer, dejando la piel seca, tirante e irritada. Utiliza una loción hidratante para después del afeitado para ayudar a que se restablezca la hidratación en tu piel y tu vello tras el afeitado.

Limpieza, hidratación, afeitado y mantenimiento: estos cuatro pasos, combinados con la colección de productos de cuidado de Gillette, te ayudarán a tratar las erupciones.

¿Te resultó útil este artículo?